Diferencias entre Mantenimiento Preventivo y Mantenimiento Correctivo ¡5 Claves para acertar!

Diferencias entre Mantenimiento Preventivo y Mantenimiento Correctivo ¡5 Claves para acertar!

Aunque abunda y domina el Mantenimiento Correctivo, los países más desarrollados aplican el Mantenimiento Preventivo porque está demostrado que consigue importantes ahorros de dinero y tiempo, además mejora el nivel de confort de los usuarios. Es una cuestión de mentalidad, educación y programación. El éxito está en el mantenimiento.

Este artículo trata fundamentalmente sobre el mantenimiento preventivo de edificios, en concreto sobre el mantenimiento preventivo de viviendas. Pero las definiciones generales y las diferencias entre Mantenimiento Preventivo y Mantenimiento Correctivo son comunes a cualquier materia, desde la informática hasta la fisioterapia.

1.- Breve Definición de Mantenimiento Preventivo y Mantenimiento Correctivo.

Mantenimiento Preventivo: Es el destinado a la conservación de edificios mediante la realización de revisiones y reparaciones programadas y periódicas que garanticen su buen funcionamiento y fiabilidad.

Mantenimiento Correctivo: Es aquel que corrige los defectos y daños una vez que se han producido y se basa en esperar y observar la aparición de los mismos.

2.- El Mantenimiento Preventivo

Es el destinado a la conservación de edificios mediante la realización de revisiones y reparaciones programadas y periódicas que garanticen su buen funcionamiento. El mantenimiento preventivo se realiza en edificios en condiciones de correcto funcionamiento, por oposición al mantenimiento correctivo que repara o pone en condiciones de funcionamiento edificios que dejaron de funcionar correctamente o están dañados.

El primer objetivo del mantenimiento preventivo es evitar las consecuencias de los fallos o averías, logrando prevenir las incidencias antes de que estas ocurran. Las tareas de mantenimiento preventivo incluyen acciones como inspecciones, reparaciones, etc. El mantenimiento preventivo debe evitar los fallos antes de que estos ocurran.

3.- Mantenimiento Correctivo

Es aquel que corrige los defectos y daños una vez que se han producido y se basa en esperar y observar la aparición de los mismos. Es la forma más básica de mantenimiento y consiste en localizar averías o defectos una vez que se han producido y corregirlos después. En la historia moderna es el primer concepto de mantenimiento y el único hasta la Primera Guerra Mundial, dada la simplicidad de los edificios y las máquinas, pero ya en la Antigüedad los romanos contaban con vastos procesos de mantenimiento programado para sus instalaciones y monumentos. El mantenimiento correctivo es sinónimo de reparar aquello que está averiado.

Este mantenimiento que se realiza luego de que ocurra un fallo o avería, presenta altos costos por reparación y repuestos no presupuestados, y trastornos de tiempo y utilización en los edificios. Por ejemplo, si espera a que se estropee una caldera sin realizar un mantenimiento periódico, en la mayoría de los casos se avería en pleno invierno cuando tiene un mayor uso y mayor demanda de arreglos, por lo que será normal que pase varios días sin calefacción. Esto supone graves trastornos para los usuarios del edificio, sobrecostes de urgencia, electricidad, etc. Frente a un posible mantenimiento programado en verano cuando su utilización es mínima.

4.- Métodos para el Mantenimiento Preventivo

Algunos de los métodos más habituales para determinar que procesos de mantenimiento preventivo deben llevarse a cabo son las recomendaciones de los fabricantes, la legislación vigente, los manuales de conservación y mantenimiento, y las recomendaciones de técnicos expertos.
 
El mantenimiento preventivo programado, es donde las revisiones se realizan por tiempo, horas de funcionamiento, etc. Por otro lado tenemos el mantenimiento predictivo, que trata de determinar el momento óptimo en el cual se deben efectuar las reparaciones mediante un seguimiento que determine el periodo máximo de utilización antes de ser reparado. También está el mantenimiento de oportunidad que es el que se realiza aprovechando los periodos de no utilización, como las vacaciones, evitando de este modo generar molestias y sobrecostes cuando los edificios o instalaciones están ocupados y en uso.

5.- Para qué sirve el mantenimiento preventivo de edificios

El mantenimiento preventivo constituye una serie de acciones necesarias para alargar la vida útil del edificio, abaratar costes y prevenir la suspensión de las actividades por imprevistos. Tiene como propósito planificar periodos de paralización de uso en momentos específicos, para inspeccionar y realizar las acciones de mantenimiento de comunidades, con lo que se evitan reparaciones de emergencia.

“Un mantenimiento preventivo y planificado mejora la productividad hasta en 25%, reduce un 30% los costos de mantenimiento y alarga la vida útil hasta en un 50%.”

El área de actividad del mantenimiento preventivo es de vital importancia en el ámbito de las operaciones de un edificio de cualquier tamaño.

De un buen mantenimiento del edificio depende no sólo su funcionamiento eficiente, sino que además, es preciso llevarlo a cabo con rigor para conseguir otros objetivos como periodos de vida útil duraderos y no excederse en lo presupuestado para el mantenimiento del edificio.

La instalación de un ascensor, la reparación de un derrumbe, las obras para pasar la Inspección Técnica de Edificios… Son muchos los “imprevistos” que se le pueden presentar a una comunidad de propietarios, cuando no se realiza un mantenimiento preventivo y se dispone de un Plan de Mantenimiento Programado.

En resumen, las estrategias convencionales de “reparar cuando se produzca la avería” ya no sirven. Con el paso del tiempo todo se estropea. Esperar a que aparezcan averías y no realizar el mantenimiento preventivo adecuado solo genera pérdidas de tiempo, dinero y energía.

¡Más vale prevenir que curar!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>