Edificios sustentables

Edificios sustentables

Edificios sustentables al estilo Leonardo DiCaprio

El actor de Hollywood es miembro de la institución que promueve una nueva norma que busca que los edificios sean amigables con la gente, además de con el ambiente.

Leonardo DiCaprio (El renacido) no se cansa de hacer buenas películas pero también tiene tiempo para preocuparse por el planeta. Convertido en un cruzado de la sustentabilidad, hace dos años produjo una película sobre los peligros de lo que ahora se llama agricultura de animales. El año pasado, lanzó su último documental por NatGeo sobre el calentamiento global y hasta donó 15,6 millones de dólares para financiar programas que combatan el cambio climático. Esas son sus iniciativas visibles, pero detrás de cámaras, el Lobo de Wall Street no deja de trabajar por el medio ambiente. Sin ir más lejos, es miembro del comité asesor de la asociación Delos, junto a Deepak Chopra y otras personalidades.

Vos te preguntarás qué es Delos. Lo mismo hacía yo la semana pasada cuando llegó al país el estadounidense Rick Fedrizzi, jefe de U.S. Green Building Council, y predicador de la nueva certificación WELL para edificios.

Vos te preguntarás qué es WELL y qué tiene que ver con Leonardo DiCaprio y ese tal Chopra. Bueno, resulta que el genio de Leo se dio cuenta que si seguimos así nos vamos a pique pero que el Titanic y se puso a gastar su dinero y su tiempo para que detengamos el calentamiento global. En su película “Cowspiracy: el secreto de la sustentabilidad”, el tipo nos avisó que las vacas y sus procesos digestivos colaboran con acabar con el planeta. Imaginate que fue mucho más fácil que cayera en la cuenta que los edificios se tragan el 17% del agua potable, el 25% de la madera y el 40% de la energía de todo el planeta, sin olvidar que son los responsables del 33% de las emisiones de CO2.

Es por eso que Leo se metió en esta organización Delos, que es la que sacó la norma WELL que vino a difundir el tal Fedrizzi. En el mundo de los edificios sustentables, esta norma es la nueva ola y viene con un enfoque centrado en el ser humano, que es lo que le gusta a Leo.

La cosa viene así, hace años que existen normas para hacer edificios más sustentables, los yankees impusieron las LEED que establecen un consumo racional del agua, uso eficiente de la energía, empleo de energías renovables, conservación de materiales y recursos y el cuidado de la calidad del ambiente interior. Ahora, las WELL van por más, porque son “holísticas”.

En la asociación que patrocina “El Aviador”, aseguran que pasamos un 90% de nuestras vidas en espacios interiores y es por eso que diseñaron esta herramienta, para mejorar los espacios de trabajo. Ojo, no todo es buena onda; los expertos de Delos saben que las empresas están asumiendo cada vez más costos por el estrés que sufren los empleados. Y otra cosa, las normas de sustentabilidad son muy bien vistas en el mundo empresario porque representan lo “políticamente correcto”. Como se dijo la semana durante la visita del directivo estadounidense: los certificados de sustentabilidad se hacen como parte de las políticas de Responsabilidad Social Empresaria, por imagen y porque influye a que la gente tenga una mejor vida y mejores ideas”, en ese orden.

Lo más divertido de la onda WELL es que estudia a los edificios a través de su impacto en el cuerpo humano. Así, por ejemplo, cuando se estudia el sistema cardiovascular en los humanos (corazón, vasos y sangre), los médicos de Delos dicen que sirve para suministrar nutrientes y eliminar los desechos de los tejidos del cuerpo pero que está amenazado por el estrés, las dietas poco saludables, los estilos de vida, y la exposición a contaminantes ambientales. Entonces, un edifico de esta segunda ola de la sustentabilidad debería promover el ejercicio físico y estar libre de contaminantes.

Para que tengas una idea, un edificio así, tiene algunos escalones por aquí y por allá, escalera internas para que no tomes el ascensor, el bufete te ofrece comida fresca, verduras y frutas (muchas cultivadas en el mismo edificio) y tiene un diseño alegre para que no te sientas en una cárcel ¡Ah! Además todos los lugares de trabajo tienen ventanas cerca y verde a la vista. Otra característica: los interiores WELL están diseñados para mitigar el estrés y limitar los niveles de hormonas dañinas en el cuerpo. Un proyectazo que bien te podría explicar Leonardo DiCaprio interpretando a Frank Abagnale en “Atrápame si puedes”.

 

Fuente: Diario Clarín, Suplemento Arquitectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>